Nuestro Blog

Averías comunes en tablets

Seguro que sabes bien que, como los ordenadores o los móviles, las tabletas también pueden tener errores. Errores que son más usuales de lo que pueden parecer y que pueden limitar tu trabajo.

Te vamos a contar cuáles son las averías más usuales en tablets y en caso de que se pueda, como puedes repararlas fácilmente. En muchas ocasiones, son pequeños errores de fácil solvencia.

La tablet no se enciende

Si estás seguro de que está cargado, pero sigue sin encenderse, quizás es que no has actualizado correctamente el software. Sin embargo, si no se enciende, tampoco vas a poder comprobar esto. En este caso podemos optar por el hard reset. Rompiendo el ciclo de carga podremos, al menos, acceder al menú para ver si el problema está justo ahí.

En caso de que esto tampoco funcione, podemos restaurarlo de fábrica. Es decir, hacer que la tablet tenga las funciones y características primigenias. Para ello deberás mandarlo a un servicio profesional con la ventaja de que podrás recuperar datos e información que te sean necesarias.

La tablet no carga

Otro de los problemas más comunes es que la tablet no carga, aunque esté correctamente enchufada y el cable esté en buenas condiciones. En caso de tener bastante batería, podemos optar por descargar aplicaciones de diagnóstico que te podrán dar la solución al problema. En caso de que el fallo sea físico, puedes o bien cambiar el cargador o la clavija de la tablet. En ocasiones puede infiltrarse polvo en la rendija que haga que tengas problemas a la hora de cargarlo.

Si aun con todo la Tablet sigue sin cargar, puedes hacer una copia de seguridad y restaurar los valores de fábrica, ya que, en ocasiones, se debe a un fallo en la configuración. Aunque sea un proceso algo lento, puede ayudarte a buscar una solución económica.

La tablet no puede apagarse

En ocasiones el problema no está en que la tablet no se encienda, sino en que no pueda apagarse. Cuando esto pasa, lo aconsejable es reiniciar el dispositivo. Así, te aseguras de que no haya algún tipo de problema de software. Si aun así el problema persiste, debes cerciorarte de que no hay algún tipo de error o problema con el botón de apagado.

No en cuanto Play store

Si te has fijado que tu tablet tiene play store y finalmente desapareció, puede intentar descargarlo de nuevo en una página segura y sobre todo asegurarte de que pones correctamente la cuenta y contraseña para que puedas descargar diferentes apps.

Existen problemas en la batería

La batería es otro de los errores más comunes de un tablero. En caso de que no cargue o lo haga despacio, el problema puede residir de manera determinante en esta zona. En primer lugar, hay que asegurarse de que se trate de una batería compatible y si está correctamente actualidad su software, ya que, en ocasiones, el hecho de no estar puede iniciar problemas en la batería.

También es útil mirar si alguna app instalada está consumiendo demasiada energía y es por ello, por lo que la batería se acaba rápidamente.

Puede pasar que el problema no resida en el software, sino en el hardware. En este caso no queda otra solución que sustituir la batería o la pieza que esté dando fallos. Algo que tendrá que realizar una persona cualificada en la materia de ocasiones.

No rinde como debiera

En caso de que los problemas sean de rendimiento, suele ser común que los factores predominantes sean, simplemente, los años de la tablet. Cada vez este tipo de dispositivos usan más recursos. Recursos para los que no todas las tabletas están preparadas. La tecnología avanza a pasos de gigante y es usual que la tablet que utilizabas hace 10 años para navegar por internet no te sirva hoy para ver una película en HD.

Sin embargo, existen ciertos hechos que podrás hacer para solventar la situación, al menos, en parte: liberar espacio de almacenamiento para evitar errores, reiniciar la tablet o resetearla y sobre todo mantenerla actualizada. De esta manera tendrás la certeza de que el dispositivo quizás no funcione porque, simplemente, es momento de renovarlo por otro que tenga mejores prestaciones.

No se conecta a internet

Otro de los clásicos es que la tablet no se conecte a la red. El primer paso es cerciorarse de que el problema es de la tablet y no de internet. Es algo sencillo, si tienes móvil y está conectado bien a la red Wifi, el problema es de la Tablet. En cualquier caso, siempre conviene resetear la Wifi por si las moscas. También puedes forzarla a olvidar esa red para que vuelva a adaptarla dentro del dispositivo.

Si el problema no es que no se conecte a internet, sino que vaya excesivamente lento, es importante asegurarse de que hay buena cobertura y que no haya un exceso de dispositivos cuando la misma conexión. Quizás tengas un ordenador y este se encuentre descargado algún programa que ocupe mucho peso. Esto puede hacer que todos los datos estén enfocados a descargar esa información y no puedan llegar a tu tablet.

Por normal general, las tabletas son dispositivos que no suelen dar ningún tipo de problema. Sin embargo, el uso, el desgaste o el propio desconocimiento pueden hacer que surjan problemas que en la materia de los casos tienen una fácil solución.

En cualquier caso, consultar a tu proveedor de tablet siempre será útil para solventar el problema y buscar la solución perfecta para el dispositivo

Averías comunes en tablets