Nuestro Blog

Cloud, Cloud Computing y Cloud Storage

Son términos utilizados por muchos de nosotros, los cuales están marcando tendencia en el mundo informático. Los responsables de información tecnológica a menudo hacen referencias a ellos, pero ¿De qué se trata?

A rasgos generales tanto Cloud, como Cloud Computing son términos utilizados para hacer referencia al acceso y almacenamiento de la información a través de internet mediante terceros. Esto abarca todos nuestros procesos, desde un correo electrónico hasta aplicaciones de facturación, gestiones de clientes a través de CRM, bases de datos, etc. Cloud es básicamente el internet general que nosotros conocemos, en cambio Cloud Computing sirve para hacer referencia a los servicios y productos que funcionan en la nube, a menudo a través de centros de datos que utilizan redes de áreas extensas o mejor conocidas como WAN.

Un 90% de los recursos de IT pueden estar en la nube, desde una aplicación o servicio, hasta una infraestructura completa. Es decir, que si una empresa decide instalar una infraestructura de IT, lo que normalmente haría sería comprar un servidor, instalar el software de su preferencia y todos los recursos de red que necesita. Sin embargo todos estos servicios, actualmente se encuentran en la nube y sin requerimientos de espacios físicos en nuestra oficina.

Tipos de Servicios en la nube

El cloud ofrece múltiples servicios para los negocios, sin embargo no todos los servicios que podemos encontrar son iguales. Normalmente pueden encontrarse tres tipos:

  1. SaaS: Software como Servicio, mediante este servicio el usuario puede utilizar las aplicaciones del proveedor. Sin embargo se encuentra limitado para hacer modificaciones en la red, los servidores, los sistemas operativos o incluso las mismas aplicaciones.
  2. PaaS: Plataforma como Servicio, mediante este tipo de servicio la empresa puede desarrollar sus propias aplicaciones dentro de la plataforma en la nube. Este tipo de servicios permite evitar el coste de compras de licencias de software, así como las herramientas de desarrollo. Esto permite que el cliente adquiera realmente los productos que necesita por parte de su proveedor, según las necesidad que vayan surgiendo en el negocio.
  3. LaaS: Infraestructura como negocio, este tipo de servicio permite al usuario tener la capacidad de utilizar el procesamiento, almacenamiento, redes y demás recursos, en los cuales puede desarrollar e instalar el software que estime conveniente, incluyendo las aplicaciones y sistemas operativos de su elección. Este tipo de servicio puede dar cierta flexibilidad en materia de seguridad para la empresa.

Estos tres tipos de servicios han permitido el desarrollo de otros nuevos, entre los que podemos encontrar iPaaS (Plataforma de Integración como Servicio), SEcaaS (Seguridad como Servicio), FaaS (Funciones como Servicio), MBaaS (Mobile back end como Servicio) y IDaaS (Identidad como Servicio), los cuales permiten una adaptación más personalizada de cara a las necesidades de los clientes.

El concepto de almacenamiento en la nube es una tendencia actual para los gerentes de IT. Sin embargo, previo a la decisión de contratar cualquiera de estos servicios, se debe tener clara la idoneidad de esta nueva alternativa, y considerar criterios de elección, tales como: Amenazas, Vulnerabilidades y Responsabilidades.

Cloud, Cloud Computing y Cloud Storage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *