Nuestro Blog

¿Cómo funciona una impresora textil?

La impresión en textil es una de las técnicas de estampación más novedosas y más versátiles del mercado. Pero no solo por darte el poder de crear valor añadido, sino por tener el poder de convertirse en tu herramienta de trabajo.

Este tipo de impresoras son recomendables tanto para tiradas de gran magnitud como para unidades sueltas y lo mejor, la tecnología ha avanzado de tal manera, que la calidad y el nivel de detalle que puede aportar es extraordinario.

Una impresora que imprime sobre textil funciona de manera semejante a una impresora de papel común. Solo que esta, está preparada para imprimir sobre elementos textiles.

Es un tipo de estampación que también se conoce como DTG o Direct to Garment . Con este tipo de impresoras vas a poder imprimir desde imágenes hasta logos de manera directa y en un solo paso.

¿Qué es un impresor textil?

La estampación textil se basa en la digitalización de un diseño que se fusiona con la prenda mediante impresión. Para ello, se usa la impresora textil que se va a encargar de inyectar la tinta en la prenda.

Es una técnica que tiene grandes semejanzas con la serigrafía. Sin embargo, es un proceso que obtiene mejores resultados en menor tiempo y esfuerzo. Para realizar una impresión en textil no vas a necesitar crear pantallas especiales ni hacer traspasos de tinta de manera mecánica. Todo esto, lo hace la impresora por ti. Para ello solo tienes que, a través de un ordenador o dispositivo, mandar la orden de impresión ajustando los parámetros a la prenda o textil.

¿Qué tipo de textiles? Desde gorras hasta camisetas, pasando por pantalones, polos o sudaderas. Todo es posible siempre y cuando el material tenga un mínimo del 50% de algodón. En caso contrario, la tinta no se podrá adherir bien a la prenda y acabará destiñendo.

El funcionamiento de una impresora textil

Una impresora textil es muy fácil de manejar. Pese a ello, es necesario seguir unos pasos determinados para que conseguir un resultado acorde a nuestras expectativas.

En primer lugar, debemos escoger la prenda o textil donde queramos estampar una imagen. En este paso se prepara la prenda y se rocía con un líquido que va a hacer que la tinta se adhiera más fácilmente. Este paso, a día de hoy, no es necesario en muchas impresoras, ya que el mismo dispositivo se encarga de hacerlo.

Es importante asegurarse de que la prenda o textil está seca del todo. En caso de que la prenda está mojada o húmeda, la tinta no logrará adherirse bien y el resultado puede ser desastroso.

Mientras la prenda se seca hay que preparar el diseño. Para eso se usan softwares especiales donde se crea un archivo único para la impresora en cuestión.

Una vez te asegures de que la pieza está seca del todo se coloca en la impresora. (Hay que asegurarse de que la prenda no tiene arrugas). Una vez se da la orden, la impresora, transmite el diseño al tejido mediante unos cabezales de alta definición. Estos cabezales son los que van a conseguir que el resultado sea perfecto.

Ventajas de una impresora textil

La calidad que se obtiene con una impresora textil en la actualidad es alta. Las impresoras modernas aportan gran precisión a la imagen y genera impresiones nítidas y llenas de color.

Los errores de impresión en este tipo de dispositivo son mínimos. Si colocas la prenda o el textil debidamente, no tendrás problemas a la hora de obtener una impresión perfecta.

La impresión queda totalmente integrada en el tejido. Esto significa que vas a obtener una impresión unificada con la prenda. Una prenda sin rugosidades.

Puedes elegir todo tipo de colores para tu impresión. Aunque no se aconsejan colores metalizados o brillantes en la actualidad, se está trabajando para que este tipo de colores consiga buenos resultados.

Con una impresora textil vas a poder producir Merchandising fácilmente, ya sea para aportar valor a tu marca personal o para convertirlo en un modelo de negocio.

Ricoh Ri-100

Con este modelo de impresora textil, Ri-100,  Ricoh ofrece una revolución en el mundo de la imprenta. Podrás imprimir diseños y fotografías directamente a la prenda gracias a la tecnología más avanzada en inyección de tinta. Y lo mejor de todo es que no vas a tener que ser un experto en impresión para conseguir resultados óptimos. Imprime desde bolsas personalizadas hasta camisetas para expandir tu negocio y llevarlo a un segundo nivel.

Todo un mundo de posibilidades si eres alguien creativo o incluso si quieres comenzar una andadura en el mundo del diseño de ropa. Con un equipo de impresión en textil propio, podrás imprimir bajo demanda mediante un sistema sencillo, así como decorar prendas de manera interna. Tú serás el dueño de cada creación.

Conoce sus características:

  • Marca: RICOH
  • Tipo de impresora: Impresora DTG. Sistema de inyección de tinta DoD (gota a demanda) piezoeléctrico
  • Velocidad impresión: 1200 dpi
  • Modo rápido: 1 minuto 20 segundos o menos, Modo fino: 2 minutos 30 segundos o menos
  • Anchura máxima impresión: 291 × 204 mm
  • Sistema a color
  • Ideal para tejidos 100 % algodón o mezclas de algodón con un 50 % de algodón como mínimo.
  • Camisetas, bolsas de tela, sudaderas, polos, fundas de cojines…

El mundo de la impresión ha avanzado de tal manera que cualquier persona puede crear diseños extraordinarios con impresoras de textil y verlos desfilar por el centro de la ciudad.

Ya sea porque tienes un nuevo proyecto en mente o porque quieres ofrecer productos de valor a tus clientes con merchandising de calidad, la impresión textil es una apuesta asegurada.

¿Cómo funciona una impresora textil?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.