Nuestro Blog

Usos de las pantallas interactivas en el entorno escolar

Parece que los niños de hoy en día, “han nacido con un móvil en la mano”. Y esto es algo que sí se sabe aprovechar, puede servirle para mejorar su calidad de vida de adulto.

Pero no solo móviles, existen cientos de dispositivos como tabletas, pantallas digitales o interactivas que pueden ser un antes y un después en su educación

¿Tu colegio a día de hoy sigue usando pizarras para explicar el contenido de una determinada asignatura? Es hora de adaptarse a las nuevas tecnologías y permitir que tus alumnos puedan beneficiarse de todo lo que tenemos a nuestra disposición para aprender.

¿Qué es una pantalla interactiva?

Una pantalla interactiva es una herramienta cuyo contenido se proyecta en un dispositivo móvil, PC o Tablet. En este tipo de pantalla el alumno no solo va a poder visualizar el contenido, sino también interactuar con él.

Todo esto hace que las pantallas interactivas te ayuden a fomentar aptitudes básicas en los alumnos como:

  1. Cooperación.
  2. Optimización de recursos.
  3. Autonomía.
  4. Versatilidad a la hora de aprender.
  5. Desarrollo psico-social.
  6. Autoestima

¿Qué usos puedes darle a una pantalla interactiva?

Explicar lecciones

Eso de sentarse en una mesa y literalmente “soltar” una lección sin ningún tipo de pasión ni motivación, es cosa del pasado. Se ha demostrado que esta forma de enseñanza no únicamente no ayuda al alumno, sino que lo desmotiva a la hora de aprender.

Con una pantalla interactiva vas a poder exponer la lección en concreto con todo lujo de detalles: ampliar contenido, subrayar, elegir videos o audios que faciliten el aprendizaje… Un sinfín de posibilidades. Un mundo de posibilidades ante tus ojos y lo mejor, ante los ojos del alumno.

Realizar exámenes

Con las pantallas interactivas vas a poder hacer exámenes directamente desde la pantalla interactiva. Exámenes orales o exámenes escritos dónde cada alumno partícipe de manera activa ante los demás compañeros.

Un modo de evaluar aptitudes no solo relacionados con el temario, sino también con la madurez psicológica de cada niño, su autonomía y su capacidad para expresarse ante miradas ajenas.

Presentar trabajaos

Otro empleo de las pantallas interactivas es el de permitir que los alumnos pueden exponer su propio trabajo mediante esta herramienta. De esta manera, los alumnos estarán mucho más atentos a la exposición de la persona que se encamine y también aprenderán a manejarse con las nuevas tecnologías. Algo vital para su futuro profesional.

Hacer debates

Con el uso de las pantallas interactivas podrás proponer debates o charlas tras videos, talleres o seminarios. Después, los alumnos podrán interactuar con la pantalla marcando los puntos clave de un determinado gráfico o realizando ejercicios relacionados con el tema.

Una manera diferente de debatir que mantendrá un clima activo en el aula.

Como ves, el empleo de pantallas interactivas en el aula es amplio y puede marcar una diferencia “de nota” a la hora de enseñar y evaluar a tus alumnos.

¿Tienes dudas sobre qué pantalla interactiva elegir? ¡Te ayudamos a elegir, contáctanos!

Usos de las pantallas interactivas en el entorno escolar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.