Nuestro Blog

El papel también importa: tipos de hojas para impresión

Puede parecer algo obvio, pero a día de hoy, muchas personas siguen creyendo que cualquier papel es válido para cualquier impresora. No es raro escuchar que la calidad de la impresión no ha sido la esperada debido al uso de papeles de poca calidad o que, simplemente, no son para la función que se busca.

Existen muchos tipos de papel: desde los típicos folios que todos conocemos, hasta papel fotográfico o incluso papel especial para troquelar pegatinas. Es esencial que tengas claro que si eliges el tipo de papel perfecto para el trabajo que quieres hacer, conseguirás los resultados que buscas.

Pero vayamos por partes conociendo un concepto clave en el uso del papel: el gramaje.

¿Qué es el gramaje?

Podemos definir gramaje como el peso de una hoja de papel por metro cuadrado. El gramaje depende en gran medida del proyecto que tengamos entre manos. Por ejemplo, el típico papel de fotocopiadora suele tener un gramaje que va de los 60 gr/m2 a los 90.

Una cartulina como al que usan los niños para realizar manualidades tiene un gramaje de 150 gr/m2 (como poco). Según esta característica, la hoja va a adquirir diferentes consistencias y transparencia.

Es importante no confundir este término con el grosor del papel. Si bien es cierto que a mayor gramaje mayor grosor, el groso en sí mismo depende del tipo de composición del papel y la manera en la que se ha fabricado.

Si eliges un gramaje incorrecto puedes obtener resultados deficientes. Por ejemplo, en el caso de querer imprimir un catálogo de ropa, si eliges un gramaje bajo, las hojas pueden ser demasiado transparentes. Esto puede dar lugar a que las fotos del reverso se mezclen con las del anverso e impidan al cliente ver bien las muestras.

¿Qué tipos de gramaje hay?

  • El papel de 90 gr/m2 es el papel más común que existen. Es el tipo de papel que se suele usar para imprimir documentos, páginas de libros y folletos o papel con membrete.
  • El gramaje de 130 gr/m2 se usa normalmente cuando se quiere obtener un documento que contenga imágenes a color de buena calidad. Por eso, es el tipo de papel más común para revistas o folletos. Es muy resistente al paso del tiempo
  • El gramaje de 170 gr/m2 se puede calificar como cartulina. Ofrece buena consistencia y los colores se pueden adherir bien. Se utiliza para catálogos, pósteres o diplomas.
  • El gramaje de 350 gr/m2 tiene el objetivo de crear tarjetas, etiquetas o invitaciones. Elementos que, por sus características, tienen que perdurar en el tiempo.
  • El gramaje de 580 gr/m2 suele utilizarse para carpetas o expositores. Es un material muy resistente que ofrece protección ante golpes y arañazos.

Tipos de papel

Papel repro

También conocido como papel offset. Es el más habitual y el que más se fabrica. Se encuentran en gramajes de 70,80 y 90 gr/m2 (aunque también hay de 100). Normalmente, son de color blanco mate, aunque se pueden encontrar también de otro tipo de acabados y colores.

Papel satinado

Se trata de un color definido y se caracteriza por tener un brillo que otorga de esa magia especial a folletos o fotografías de alta calidad.

Papel adhesivo

Este tipo de papel tiene la particularidad de que se puede adherir a cualquier superficie. Por un lado, tiene características similares al del papel offset de impresora y por el otro, una parte adhesiva para pegarse con facilidad.

Con este papel se fabrican etiquetas, cintas adhesivas, papeles decorativos…

Papel reciclado

Un tipo de papel que se caracteriza por ser fabricado con restos de papeles antiguos. Tiene un color amarillento especial y un grosor mayor que el papel corriente. Su uso se ha incrementado en los últimos años con motivo de la mayor concienciación de la población sobre la necesidad de reciclar.

Papel ecológico

Este tipo de papel se obtiene de una madera especial: una madera que viene de bosques certificados, siendo el Forest Stewardship Council el que cuenta con mayor acreditación a nivel mundial. Es decir, garantiza que cumple con estándares medioambientales y sociales.

Papel estucado

Este tipo de papel presenta baja resistencia, pero una gran calidad de impresión. Es el tipo de papel que puedes encontrar en folletos, revistas o libros.

Papel Tissue

Este papel es resistente al agua y suele usarse para uso doméstico. Se puede encontrar en servilletas o papeles de cocina.

Papel prensa

Un papel específico para realizar periódicos. Los periódicos son publicaciones puntuales que no tienen el objetivo de permanecer mucho tiempo en uso, por ello este tipo de papel no es muy resistente. Se fabrica con pasta de restos de papel reciclado.

Cartulina

Se trata de un tipo de papel con un gramaje superior. Algo que le otorga mayor robustez y volumen. Similar al papel de cartoncillo, pero sin una capa de estucado posterior. Este papel se utiliza para material publicitario o paquetería.

Papel de Bellas Artes

Este papel en concreto puede tener varios subtipos: desde papel especial para hacer bocetos hasta papel para acuarelas o temperas.

Como habéis visto, existen un mundo más allá de los típicos “folios” que todos hemos usado alguna vez, Así que antes de imprimir preguntante:

¿Qué quiero?

¿Imprimir un simple documento, una tarjeta de visita o un folleto con el próximo prototipo del proyecto?

Respondiendo a esta pregunta encontrarás la clave para elegir tanto el papel como la mejor impresora para tu proyecto. ¿Tienes dudas? Déjate aconsejarte por profesionales del sector: buscaremos lo que más se ajuste a tus necesidades.

El papel también importa: tipos de hojas para impresión