Los riesgos de los consumibles no originales

Al momento de adquirir el recambio de cartuchos de tinta o tóner para impresoras y multifuncionales es importante conocer los riesgos de los consumibles no originales.

Aunque el aspecto y las condiciones resultan similares, adquirir el recambio de consumibles no originales para impresoras y multifuncionales supone una cantidad de desventajas.

Lo cierto es que existe una variedad de consumibles que se venden normalmente, pero existe una gran cantidad de diferencias que el consumidor debería conocer y considerar:

  • Originales: son productos con garantía y de alta calidad que cumplen los estándares medioambientales y rigurosos controles de seguridad. Su aprovechamiento es el óptimo para el dispositivo correspondiente, desde el primer al último uso.
  • Compatibles: la fabricación se basa en especificaciones de los originales, aunque los materiales utilizados suelen ser de una calidad inferior (tanto el plástico como la carga y otros componentes), y no siempre cuentan con referencias precisas del desarrollador y los estándares que cumplimentan.
  • Refabricados: son cartuchos usados que se desmontan, recargan y sustituyen los componentes desgastados, operaciones realizadas sin el seguimiento de los estándares de referencia y resultando imposible conocer cuántas veces han sido modificados, con lo que pueden resultar extremadamente peligrosos.
  • Falsificaciones: son cartuchos íntegramente fabricados a semejanza de los originales, incluso utilizando la marca distintiva, pero sin ningún sello original de calidad ni garantía, siquiera en cuanto a su fabricación, ya que es imposible conocer su origen.

El verdadero precio de los consumibles no originales

Ante esta diversidad, que generalmente tiene su punto fuente en el precio de venta del consumible, es necesario hay algunos factores que impactan directamente al coste a mediano y largo plazo:

  • Baja calidad de impresión: como consecuencia del tipo de recarga utilizada (tintas o tóner de baja calidad) los resultados de impresión no tendrán la misma nitidez, pudiendo incluso provocar manchas o empastes en la reproducción.
  • Menor rendimiento: las fallas pueden advertirse inmediatamente tanto como con el tiempo. En el caso del tóner, uno de mala calidad puede dañar irreversiblemente la unidad de fusión; mientas que en la tinta, pueden dañarse los circuitos componentes de la máquina.
  • Más labor de mantenimiento: con las dificultades anteriores, las revisiones del servicio técnico se harán cada vez más frecuentes, teniendo incluso que realizar limpiezas y cambio de piezas para conseguir que el equipo vuelva a funcionar.
  • Pérdida de la garantía del equipo: al producirse cualquier inconveniente o desperfecto en el equipo, Ricoh contempla su revisión el correcto uso, y esto incluye la utilización de consumibles originales.

Con todo esto, el ahorro que puede suponer el precio de venta de los componentes no originales, no constituyen realmente un beneficio económico en el mediano y largo plazo.

Daños en el medio ambiente y la salud

Sin duda, el mayor riesgo del uso de cartuchos de los que se desconoce la procedencia, está en el impacto que algunos de los cartuchos falsificados pueden provocar a la salud, debido a algunos componentes de fabricación o recarga.

Ricoh, a través del programa Resource Smart Return, recupera el 99% de los tóners para reciclarlos de manera segura, garantizando el cumplimento de los más rigurosos estándares de calidad así como la adhesión a la EcoDeclaration.

Al momento de adquirir un equipo, solicite asesoramiento para encontrar el equipo a la medida de sus necesidades según los presupuestos del uso y requerimiento periódico de consumibles.

Los riesgos de los consumibles no originales

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *