Nuestro Blog

Cloud Computing

Cloud Computing, Servicios en la Nube, Informática en la Nube, Nube de Conceptos son algunos de los nombres  que hemos escuchado hablar acerca de esta nueva tendencia en el mundo informático. Son muchas las empresas que han iniciado su proceso de migración a la gigante nube de Internet. A continuación te explicamos un poco acerca de esta opción que sin duda alguna traerá beneficios para tu empresa o negocio.

¿Qué es la Nube?

Es el término con el que hacemos referencias a los servicios o aplicaciones online, en otras palabras la prestación de servicios o negocios a través de internet, y aunque parezca extraño, día a día la usamos inconscientemente a través de aplicaciones como GMAIL, GOOGLE DRIVE, YOUTUBE, SPOTIFY etc.

Donde sea y cuando sea

Una de las características más notables de la Nube es su disponibilidad, es decir, la oportunidad de poder acceder a nuestros datos o aplicaciones en cualquier momento y en cualquier lugar del planeta, basta con tener acceso a internet y un dispositivo capaz de conectarse.

Cloud Computing es una propuesta tecnológica que busca ofrecer servicios de programación a través de una red, usualmente Internet.

Un ejemplo claro de servicio en la Nube es NETFLIX, una empresa que da servicios de entretenimiento multimedia, películas, programas y series de televisión, en streaming, a cambio de una cuota de suscripción mensual.

Aunque son muchas las aplicaciones de uso general, no solo se utiliza para ello, sino también para aplicaciones empresariales que requieren iniciar rápido y ejecutar propuesta en tiempos eficientes, dando mayor fiabilidad, adaptabilidad y seguridad para las empresas.

Imagina un empresario con grandes ideas y estrategias orientadas a la búsqueda de la simplificación del negocio y aumento de las ventas. Sabe que para ello se necesitan aplicaciones que por lo general no son nada económicas. Detrás de cada una de estas aplicaciones hay un complejo universo, con necesidad de un centro de datos, un espacio de oficina, alimentación, servidores, redes, ancho de banda y almacenamiento. Una entramada red de softwares y un equipo altamente cualificado para su instalación, configuración y manejo, adicionalmente a las fases de desarrollo y fallos a lo largo del proceso. En resumidas cuentas, exigen un requerimiento grande en materia de recursos físicos, tecnológicos, softwares y mano de obra para poder ejecutar estas ideas.

Cloud Computing es una opción innovadora que busca que en lugar de ejecutar las aplicaciones uno mismo, se pueda hacer desde un centro de datos compartido, dando de esta manera la opción de iniciar rápidamente un proyecto a un costo mucho menor. Aquí se resume el poder de Cloud Computing, revolucionando la forma de pensar en softwares.

Básicamente se basan en una estructura denominada Multiusuario, con esta aplicación se garantiza que no exista una copia para cada negocio que la está utilizando, en otras palabras, es una única aplicación compartida por todo el mundo. Imagina un edificio enorme donde hay muchas oficinas de diferentes empresas, ellas comparten la estructura (físicamente), pero son personalizables para cada negocio que opera dentro del edificio. Algo similar es lo que ocurre con Cloud Computing, la flexibilidad es parte de las características de la Nube.

Adicionalmente el usuario no tiene que realizar las actualizaciones, de modo que sus aplicaciones obtienen automáticamente mejoras de seguridad, rendimiento y nuevas funciones gracias a la actualización de la estructura de la Nube.

Por lo general este tipo de servicios requiere una afiliación y un pago mensual, con la garantía de que las aplicaciones que se ejecuten en la nube no afectarán tus recursos de IT, y gozarán de mucha seguridad y privacidad de datos, de manera que se puede disponer de mayores recursos para proyectos más influyentes en busca de la instalación de más y mejores aplicaciones por parte de los directores de IT en las empresas.

El almacenamiento en la Nube puede ser una idea sencilla, pero sin duda alguna tiene un efecto enorme en el balance final. Dada la optimización de los costes y la disponibilidad de la información, sin duda alguna merece la pena hacer un alto y evaluar esta tendencia del mundo informático.

Cloud Computing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *