Nuestro Blog

Outsourcing – objetivos y ejemplos de la subcontratación

Podemos definir al outsourcing como el hecho de delegar de forma permanente o a largo plazo, las funciones de una empresa a una organización o proveedor externo con el fin de lograr la especialización.

Cuando una empresa, en especial en la rama de la industria y de los servicios, lleva a cabo en sus premisas todas y cada una de las tareas que su actividad requiere, termina perdiendo mucho a largo plazo.

La competencia se ha vuelto encarnizada y la obligación de toda compañía que pretenda sobrevivir es buscar los medios de afianzarse en la razón por la que lanzó al mercado, es decir, su razón de ser.

A los efectos de que ello sea posible, es preciso contratar los servicios de otra empresa para que se encargue de tareas que, de hacerlas en la misma institución, resultarían en un proceso más costoso y consumirían valioso tiempo que los colaboradores necesitan destinar a otras actividades que son imprescindibles para que la empresa sea competitiva.

Ventajas y objetivos del outsourcing

  • Reducción de gastos
  • Destinar el dinero ahorrado a los sectores que pueden hacer crecer la empresa
  • Acceder a recursos especializados y de vanguardia de los que la empresa no dispone
  • Dedicar más tiempo a tareas difíciles o especializadas
  • Adaptarse al cambio
  • Acceder a una mayor flexibilidad
  • Evitar invertir en equipos de alto coste que están en permanente actualización, lo que exigiría una frecuente reinversión
  • Mejora en la calidad
  • Evitar los inconvenientes y pérdidas al desconocer el know-how

Ejemplos de subcontratación

¿En qué casos en concreto se justifica recurrir a los servicios de outsourcing?

  • Atención al cliente: tener un servicio de atención al cliente requiere de un espacio considerable, ya que hablamos de al menos diez personas, cada una con su cubículo de trabajo. Por otra parte, está el tema de los costes implicados en disponer de todo ese personal y, por supuesto, de la inversión en equipos telefónicos y computadores. Por esta razón cientos de empresas de amplia trayectoria recurren al outsourcing. Puede interesarte leer acerca de los retos que enfrentan las PYMES en la atención al cliente.

 

  • Contratación de personal: cuando nos disponemos a contratar personal, necesitamos de un equipo de psicólogos y de especialistas en el área de Recursos Humanos. Debido a que la contratación de personal no es algo permanente, no se justificaría contar con el mencionado personal de forma permanente. Por ello es que lo más práctico es un servicio de outsourcing.

 

  • Limpieza de las premisas: se logra reducir los costes de forma considerable cuando una empresa nos provee del servicio de limpieza. La empresa en la que tercerizadora se encarga de los aportes correspondientes por los empleados, lo cual nos permite reducir los gastos anuales en sueldos.

Todo está en permanente crecimiento, descubre qué espacios de trabajo están en permanente evolución.

  • Marketing: la tendencia es delegar las campañas en redes sociales en una agencia de marketing digital, lo cual permite que los empleados de la empresa se aboquen con más concentración a sus tareas.

 

  • Fabricación de cierto producto: cuando se trata de un producto secundario y para el que habría que involucrar maquinaria, procesos y personal especializado, hacerlo en la misma empresa podría representar una fuerte pérdida.
Outsourcing – objetivos y ejemplos de la subcontratación

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *